Cristóbal de Lora

Nació en San Fernando (Cádiz) el 8 de julio de 1896.  Iniciado en la Logia Redención nº2 de la Gran Logia Española en Barcelona, en febrero de 1929, su devoción, su entrega incondicional a la Masonería, la brillantez de su persona lo hicieron apreciar de todos sus Hermanos y de las más altas autoridades del país, que lo tenían en particular consideración. Llegó a ser elegido Gran Maestro, pero las circunstancias singulares que vivía la Masonería española a partir de 1933 no le permitieron hacer prosperar sus ideas "moderantistas".

Era Capitán de Infantería retirado (Ley Azaña). Su hoja de servicios durante el periodo de su actividad militar relata heroicas epopeyas. Tras ser detenido -el 17 de julio- y encarcelado en la fortaleza del Monte Hacho, en Ceuta, a pesar de haber dimitido de todos sus cargos desde mayo de 1934, no quiso formular cualquier critica en contra de la Masonería, el 16 de agosto de 1936 un grupo de falangistas lo saco de la Fortaleza bajo un pretexto falaz y lo asesinaron .

En el cementerio de Santa Catalina de Ceuta, en la fosa común donde yace con centenares de mártires, el Alto Mando del Ejército hizo instalar, en el lugar donde se localizó su cuerpo, unas cadenas en forma hexagonal y dirigió a su viuda una carta en la cual expresaba el pésame de sus hermanos de armas...

A continuación insertamos su carta del 1º de mayo de 1934 en la cual pide su plancha de quite y explica las razones de su dimisión. Es a la vez un acto sacrificial y un himno de amor a la Institución, y a la Hermandad, 

Lo pago con su vida...

  

 Les dejamos apreciar este regalo que nos hace, a través del espacio y el tiempo, un H.·. que nos confirma, más que nunca, en nuestra voluntad de seguir el ejemplo de aquellos auténticos Masones.

Los Cuadernos de

Redención 167

 3

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now